Diabetes

¿Qué es la diabetes?

Entender con detalle los fundamentos de la diabetes es uno de los pilares para controlar su salud. Cuando una persona tiene diabetes, el cuerpo no puede usar adecuadamente la energía que recibe de los alimentos que consume.

Al ingerir los alimentos, éstos son degradados en sustancias más pequeñas para ser absorbidos. Gran parte de los alimentos son absorbidos como una forma de azúcar (glucosa), que es el combustible principal del cuerpo. Este azúcar entra entonces en el sistema circulatorio y el nivel de azúcar en la sangre empieza a subir. Cuando el cuerpo nota este aumento de azúcar, envía una señal al páncreas (es la glándula que produce la insulina, entre otras hormonas). La insulina es la llave que permite abrir la cerradura para que el azúcar salga de la circulación y entre a las células, para ser utilizada como fuente de energía.

En personas con diabetes, la glucosa se acumula en el sistema circulatorio en lugar de hacerlo en las células del cuerpo. La insulina reduce el nivel de azúcar en la sangre, permitiéndole al azúcar ingresar a las células del cuerpo, para poder ser transformada en energía. Cuando estos procesos funcionan adecuadamente, los niveles de glucosa en sangre están dentro del rango normal, y nuestros cuerpos disponen de glucosa (energía) para una vida completa y activa.


La diabetes es una enfermedad crónica. Se estima que unas 385.000 personas fallecen por esta enfermedad cada año en los Estados Unidos, siendo la sexta causa de muerte por enfermedades en este país (ADA Vital Statistics 1996). En la siguiente tabla se muestra la prevalencia de diabetes tipo 2 en Latinoamérica:

Entre un 35% y 50%, desconocen su enfermedad ya que la diabetes puede ser “silente”, sin presentar síntomas por un largo período de tiempo, por lo que los pacientes no sospechan su presencia. El cuerpo de un paciente con diabetes no puede obtener la energía a partir de los alimentos que se ingieren y la glucosa queda en la sangre dando vuelta, en lugar de entrar en las células del organismo.

¿Cómo funciona la insulina en el cuerpo?

Cuando se digieren los alimentos, la glucosa es absorbida y entra en el torrente sanguíneo para ser fuente de energía. Primero deberá entrar a las células del cuerpo. Sin embargo, la insulina es la "llave" que abre la puerta (transportador de glucosa) que permite a la glucosa ingresar a las células.

Tipos de Diabetes

Diabetes Tipo 1

En la diabetes tipo 1, hay un déficit absoluto de insulina. Las células ßeta que se encuentran en el páncreas (islotes) han sido destruidas por un mecanismo auto inmune poco claro y no pueden producir más insulina. Por lo tanto, las personas con diabetes tipo 1 deben recibir insulina para vivir.

Los síntomas de la diabetes tipo 1 se presentan casi siempre de forma brusca porque la producción de insulina disminuye rápidamente hasta desaparecer:

  • Aumento de la sed (polidipsia)
  • Aumento en la frecuencia de orinar (poliuria)
  • Aumento del apetito (polifagia)
  • Pérdida de peso repentino
  • Sensación cansancio extremo

Este tipo de diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes de la niñez, aunque puede presentarse a cualquier edad. La diabetes tipo 1 corresponde a todos los casos de las personas que padecen diabetes (1 de cada 10 personas que sufra diabetes será del tipo 1).

Diabetes Tipo 2

En la diabetes tipo 2, el organismo puede producir insulina pero no la puede utilizar. Las células ßeta no están destruidas, sin embargo, existe una falta de respuesta por parte del paciente a los incrementos de azúcar y una resistencia a la insulina.1

La diabetes es una enfermedad progresiva y la función del páncreas (productor de insulina) se va deteriorando a medida que pasa el tiempo. Los diabéticos tipo 2, si bien no necesitan inyectarse insulina durante los primeros años de la enfermedad, hasta el 58% de los casos la necesitará a medida que su enfermedad avance.

La diabetes tipo 2 es la forma más frecuente de diabetes, 9 de cada 10 pacientes diabéticos padecen este tipo de diabetes.


Los factores que más frecuentemente se asocian a la diabetes tipo 2 son:

  • Edad mayor a 40 años (aunque puede ocurrir en personas jóvenes)
  • Sobrepeso
  • Historia familiar de diabetes
  • Diabetes durante el embarazo
  • Un hijo que pesó más de 4 Kg. al nacer
  • Hipertensión
  • Stress producto de una enfermedad o de una lesión crónica.

Para descartar la enfermedad, se recomienda medir la glucemia (glucosa en sangre) a:


  • Todos los sujetos mayores de 45 años y, en caso de estar dentro de los rangos considerados normal, se deberá repetir cada 3 años.
  • Cualquier edad ante la presencia de alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente.

Diabetes Gestacional

Es la diabetes que aparece durante el embarazo y generalmente desaparece luego del parto. Las mujeres con historia de diabetes gestacional presentan un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en otras etapas de su vida. Todas las mujeres deben ser reevaluadas a las seis semanas post parto para evaluar si la diabetes continua o no.

ver más información

Control Glucémico

Todas las personas con diabetes tienen algo en común: demasiado azúcar (glucosa) en su sangre. El nivel normal de glucemia para una persona que no padece diabetes se sitúa entre los 70-100 miligramos por decilitro (mg/dl)2. Cuando el nivel de glucosa es demasiado bajo se lo denomina hipoglucemia, en estas situaciones se disminuye la capacidad de la persona para pensar. En casos extremos, se puede llegar al coma. Cuando los niveles de glucemia son altos, se lo denomina hiperglucemia.

Complicaciones

Los problemas de salud que pueden derivarse de la diabetes son graves. De hecho, pensar en ellos es una de las facetas más duras que enfrentan los pacientes con esta enfermedad.

Problemas Relacionados

Es posible llevar una vida larga y sana con diabetes, una vez que se aprenda a vivir con la enfermedad, conociendo sus posibles complicaciones y la manera de prevenirlas. A continuación, le indicamos algunos problemas médicos importantes que se pueden presentar como consecuencia de su diabetes:

Tratamiento de la diabetes

Aquellas personas que padezcan algún tipo de diabetes deberán cuidarse diariamente de manera activa. Es importante que aprendan a equilibrar las comidas, la actividad física y, por sobre todo a convivir con la medicación adecuada.

Dependiendo el tipo de diabetes que presenta, deberá tratarse con:

El médico indicará cuál es el tratamiento más apropiado para cada paciente.

*Consulte a su médico, es el único que puede determinar qué es lo más conveniente para usted.

Historia de la insulina

Años 20

1921
El Dr. Federick Banting y Charles Best aíslan la insulina y la utilizan para tratar perros diabéticos.

1922
A la edad de 14 años, Leonard Thompson se convierte en el primer ser humano que recibe insulina.

1923
Eli Lilly and Company comercializa el Iletin(r) (insulina de origen animal). La primera insulina disponible comercialmente.

Años 30

La insulina cinc protamina se encuentra disponible. Himsworth introduce el siguiente concepto: muchos pacientes tienen resistencia a la insulina más que una insuficiencia total de insulina.

Años 40

La protamina neutra de Hagedom (NPH) se encuentra disponible.

Años 50

Se describe la secuencia de aminoácidos de varias especies de insulina.

Años 60

Se consigue la síntesis química completa de la insulina. Se descubre la proinsulina. Se mejora la pureza de la insulina. Se establece la estructura de cristales de la insulina por rayos X.

Años 70

ADA** publica una toma de postura que recomienda el control adecuado de glucemia para evitar las complicaciones a largo plazo de la diabetes.

El autocontrol de la glucemia refuerza la conciencia acerca el predominio del escaso control metabólico. Se introduce el tratamiento por infusión subcutánea continua de insulina en los EE.UU. Comienza el Estudio Prospectivo de la Diabetes del Reino Unido (UKPDS: United Kingdom Prospective Diabetes Study).

Años 80

Comienza el Ensayo de Control de la Diabetes y sus Complicaciones (DCCT: Diabetes Control and Complications Trial). Se investigan otros métodos de administración de la insulina.

Años 90

El DCCT y el UKPDS demuestran la importancia del control de la glucemia en la prevención de las complicaciones microvasculares (ojo, riñón, nervios) en los pacientes tipo 1 y tipo 2. La información y los resultados del DCCT y del UKPDS se deben revisar minuciosamente antes de aplicarse en escenarios clínicos. Los resultados podrían no ser aplicables a todos los pacientes.

1996
Lilly lanza el primer análogo de la insulina.

1999
Lilly lanza la primera pluma precargada y desechable capaz de dosificar de unidad en unidad.

Años 2000

2000
Lilly lanza las mezclas preestablecidas de un análogo de insulina.

2005
Lilly lanza el primer incretin mimético, exenatida.

*Material Compilado por el Departamento Médico de Eli Lilly
1De Fronzo RA. Diabetes 1988; 37:667-687
2American Diabetes Association. Diabetes care 2010; 31(Suppl 1): S11-S61

Aviso

Esta página requiere del uso de cookies para su correcto funcionamiento, por lo que Eli Lilly es responsable de proteger su información, y el uso que se le da a la misma.

Para mayor información sobre el uso de cookies, el uso de datos personales o de usuarios guardados en nuestras páginas de internet y de los derechos que usted puede hacer valer para proteger su información ponemos a su disposición nuestro aviso de privacidad