Osteoporosis

¿Qué es la osteoporosis?

Para entender qué es la osteoporosis y qué significa, podemos comenzar por comprender el significado de su palabra. Osteo significa “hueso” y Porosis quiere decir “una condición porosa (llena de pequeños hoyos)”. Entonces, osteoporosis es una enfermedad que puede causar huesos delgados y débiles, con mayores posibilidades de fracturarse.

Osteoporosis se define como un desorden esquelético caracterizado por el compromiso de la resistencia ósea que predispone a un aumento en el riesgo de fractura. La resistencia ósea refleja la integración de la densidad ósea y la calidad ósea.

¿Cómo me doy cuenta si tengo osteoporosis?

Para muchas mujeres, osteoporosis es una enfermedad “silenciosa” con pocos signos o síntomas de advertencia. Muchas mujeres que tienen osteoporosis nunca se dieron cuenta que padecen la enfermedad hasta fracturarse un hueso. Algunas pueden no darse cuenta inclusive con un hueso fracturado porque los huesos de la columna vertebral pueden quebrarse sin causar dolor. Es importante que visite regularmente al médico para ayudar a mantener los huesos sanos

Prevalencia



  • Las mujeres pueden perder la tercera parte de la masa ósea en sus vértebras en lo primeros seis años después de la menopausia.

  • Cada año, solamente en Estados Unidos, la osteoporosis causa 1.2 millones de fracturas en mujeres –la mayoría vertebrales, de cadera o de muñeca, aunque cualquier hueso puede resultar afectado.

  • Cada año, habrá más fracturas osteoporóticas en mujeres, que accidentes cerebrovasculares, ataques cardiacos, y cáncer de mama combinados.

  • Más de la mitad de las mujeres mayores de 50 años se fracturará un hueso debido a la osteoporosis a lo largo de sus vidas. Más comúnmente la fractura se producirá en la columna vertebral.

  • En mujeres de entre 45 y 69 años, las fracturas de columna vertebral superan en número a las fracturas de cadera, siendo el promedio de 3 a 1.

  • Los estudios indican que casi el 20% de las mujeres van a experimentar otra fractura dentro del año en que se produjo la primera fractura de la columna vertebral.

Factores de riesgo

La osteoporosis es una enfermedad relacionada con una serie de factores, denominados factores de riesgo, que influyen o favorecen el desarrollo de la misma. Ellos son:

  • El envejecimiento, ya que la cantidad de hueso va disminuyendo de manera progresiva con la edad.

  • La menopausia, el cese de la menstruación o del funcionamiento ovárico, provoca una disminución de estrógenos, las hormonas que naturalmente preservan el hueso.

  • Una dieta pobre en calcio, elemento fundamental en la formación de los huesos. Tras la menopausia, existe una mayor pérdida de calcio por la orina. Si no se repone esa cantidad de calcio a través de la dieta, el organismo recurre a su depósito en el esqueleto aumentando así la pérdida de masa ósea.

  • Anorexia nerviosa o bulimia.

  • La herencia, la osteoporosis es más frecuente en personas con antecedentes familiares.

  • La inmovilización prolongada, ya sea por períodos largos de permanencia en la cama (por alguna enfermedad, sedentarismo) o por la falta de ejercicio, comprometen la normal formación del hueso.

  • El uso de ciertos medicamentos, tales como los corticoides, anticoagulantes orales, anticonvulsivantes, en tratamientos de larga duración.

  • El consumo excesivo de alcohol.

  • Cigarrillo.

  • Cierta enfermedades endocrinológicas (hipertiroidismo, hiperparatiroidismo, hiperprolactinemia, Síndrome de Cushing, etc)

La pérdida de masa ósea ocurre mayormente en los 5 primeros años tras la menopausia, siendo entre un 10-15%.

Medidas preventivas

Existen diferentes medidas de prevención, tales como:

  • Alimentarse adecuadamente. Es importante ingerir suficiente calcio y vitamina D. El Instituto Nacional de Salud (NIH) recomienda 1000-1500 mg de calcio por día para mujeres posmenopáusicas. La vitamina D es necesaria porque ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Los expertos recomiendan consumir entre 400 y 800 unidades por día. Si ninguna de estas opciones están dentro de su dieta, debería considerar consultar con su médico, para agregar a su ingesta suplementos de calcio y vitamina D.

  • Realizar actividad física, como caminar, puede ayudar a proteger los huesos y además de proveer otros beneficios. Además, el ejercicio (de carga o con pesas) sirve para mejorar la flexibilidad y el balance, reduciendo el riesgo de caídas y de fracturas.

  • Adoptar un estilo de vida saludable, sin cigarrillo y evitado el consumo excesivo de alcohol.

  • Prevenir las caídas.

El médico puede también sugerir que se realice un examen de densidad mineral ósea (DMO) ya que puede detectar osteopenia (menos masa ósea), osteoporosis antes de que aparezca una fractura, y además, puede predecir las posibilidades de fractura en el futuro.

Para la realización de este examen existen distintas formas de medir la densidad mineral ósea (DMO). El más usado es la densitometría ósea. Existen además medicamentos que el médico puede prescribir para prevención y tratamiento.

Si usted sospecha la posible existencia de osteoporosis, consulte con su médico quién le podrá dar un diagnóstico preciso. En caso de que presente osteoporosis, deberá prevenir fundamentalmente las posibles fracturas. Lo primero es moverse con cuidado, minimizando los riesgos de accidentes, principalmente en el hogar y en las actividades cotidianas, intentando así evitar las caídas y los traumatismos.

Tratamiento farmacológico

Existen distintas terapias para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. Si bien en cada país pueden existir distintos tipos de medicamentos, los principales grupos son:

  • Moduladores Selectivos de los Receptores Estrogénicos (SERMs)
  • Terapia hormonal de reemplazo (TRH)
  • Bifosfonatos
  • Calcitonina
  • Teriparatida
  • Calcio y vitamina D

*Consulte a su médico, es el único que puede determinar qué es lo más conveniente para usted.

Preguntas frecuentes

¿La osteoporosis es hereditaria?

Existe un mayor riesgo de sufrir osteoporosis si la familia presenta antecedentes, pero éste es uno de los muchos factores de riesgo posibles. En definitiva, este antecedente no es un buen vaticinador de quien puede tener o no una fractura. Si bien esto puede tranquilizar a las pacientes, ellas saben, por la experiencia familiar cercana, lo que implica padecer la enfermedad. Por tal motivo, éstas son las primeras mujeres que acuden a la consulta.

¿Qué dieta debería realizar?

La única cuestión importante acerca de la dieta es adecuar el consumo de calcio, ya que ingerir de manera excesiva proteínas o salvado puede perjudicar el balance de calcio.

¿Qué tipo de ejercicio debo hacer?

Todo tipo de ejercicio es bueno. Quemar calorías con el ejercicio es bueno para el esqueleto.

Utilizar un corset, rara vez ayuda, ya que la columna dorsal está generalmente afectada y no soporta al corset. El abdomen sobresale debido a la pérdida de la altura, y un corset empeora la sensación de plenitud, los síntomas de reflujo gastroesofágico y la incontinencia urinaria de esfuerzo.

¿Qué síntomas son atribuibles a la osteoporosis?

La osteoporosis solo causa síntomas si algún hueso se ha fracturado. Generalmente no causa dolor en el esqueleto o malestar generalizado en la espalda sin la evidencia de una fractura. El perder altura puede ser debido a una degeneración del disco, para asegurarse es necesario realizarse una radiografía que lo confirme.

¿Es demasiado tarde tratar a una paciente con osteopenia o con una fractura de cadera?

Nunca es demasiado tarde para tratar a cualquier paciente, además, una reducción en el riesgo de fractura se observa recién pasado el año de tratamiento. Es sumamente importante que las personas de la tercera edad prevengan las caídas.

Fuente: Anthony D Wolf, Osteoporosis, Second Edition, Ed. Martin Dunita, 2002. New England Journal of Medicine, agosto 2005. “Postmenopausal Osteoporosis”

*Consulte a su médico, es el único que puede determinar qué es lo más conveniente para usted.



*Material Compilado por el Departamento Médico de Eli Lilly

Aviso

Esta página requiere del uso de cookies para su correcto funcionamiento, por lo que Eli Lilly es responsable de proteger su información, y el uso que se le da a la misma.

Para mayor información sobre el uso de cookies, el uso de datos personales o de usuarios guardados en nuestras páginas de internet y de los derechos que usted puede hacer valer para proteger su información ponemos a su disposición nuestro aviso de privacidad