Ética y cumplimiento

En Lilly, nos comprometemos a mantener los más altos estándares de conducta corporativa en todos los negocios en el mundo. Nuestro programa global de ética y cumplimiento respalda este compromiso y está diseñado para cumplir con todos los requisitos externos, incluidos los códigos emitidos por la Federación Internacional de Fabricantes Farmacéuticos, así como con asociaciones y cámaras regionales como lo son la CANIFARMA, AMIIF, AFIDRO, FIFARMA, CIF, entre otras.

Los valores fundamentales de integridad, la excelencia y el respeto por las personas de la familia Lilly permiten que las personas proporcionen las bases para este programa y sigan guiando todo lo que hacemos hoy.

Los elementos fundamentales de nuestro programa de ética y cumplimiento incluyen lo siguiente:

Nuestros valores de integridad, excelencia y respeto por la gente nos inspiran a hacer lo correcto por los motivos correctos. El Libro Rojo establece las expectativas en cuanto al comportamiento que asumimos diariamente. Estamos comprometidos a actuar de manera legal y ética, respetando tanto la letra como el espíritu de las leyes, los reglamentos, las políticas y los procedimientos que rigen nuestro negocio. Entendemos nuestras responsabilidades con Lilly, con cada uno de nuestros compañeros de trabajo y con aquellos a quienes servimos. Hacemos uso de nuestro buen juicio y buscamos ayuda cuando no estamos seguros de qué es lo correcto que debemos hacer. Nunca subestimamos el papel fundamental que cada uno de nosotros, supervisores y empleados por igual, desempeña en la labor de mejorar la vida de las personas en todo el mundo.

Supervisión

Nuestro director general de Ética y Cumplimiento reporta al Comité de Cumplimiento y Políticas Públicas del Consejo de Administración de Lilly, así como al CEO de la empresa. Esta persona desarrolla, opera y supervisa el programa, al administrar una organización diversa que trabaja en toda la empresa y en todas las geografías.

El Comité de Gestión del Riesgo Empresarial y de Cumplimiento, que incluye a los principales líderes de la función y los negocios, proporciona la supervisión del programa de ética y cumplimiento y el programa de gestión del riesgo de la empresa. El director general de Ética y Cumplimiento proporciona informes trimestrales sobre ambos programas a este Comité y al Comité de Políticas Públicas y Cumplimiento de la Junta Directiva. Cada año, la Junta recibe un informe del estado de cumplimiento y revisa el plan de administración de riesgos de la empresa.

Normas escritas

El Libro Rojo, nuestro código de conducta empresarial es una declaración de principios que guía nuestras operaciones. Estos principios se basan en 11 políticas corporativas y coinciden con los valores de nuestra empresa de integridad, excelencia y respeto por las personas. Nuestros procedimientos globales, normas y capacitación se alinean con el código de conducta empresarial, y hacemos que cada empleado sea responsable de tomar decisiones con integridad para que podamos ganar y mantener la confianza de las personas a las que prestamos servicio.

Educación y capacitación

Necesitamos capacitación y educación continua por parte de los empleados respecto a El Libro Rojo, de las políticas y los procedimientos asociados y de los requisitos legales aplicables para funciones específicas. Es posible que los empleados con algunas funciones y áreas de riesgo clave, reciban capacitación y educación específicas.

Comunicación

Promovemos activamente la comunicación abierta en todos los niveles de la organización. Nuestros empleados entienden que tienen la obligación de hablar cuando tienen preguntas o inquietudes sobre posibles faltas o conductas poco éticas que podrían dañar a Lilly o las personas a las que prestamos servicio. Se espera que nuestros líderes apoyen y promuevan esta comunicación abierta. Los empleados pueden informar sus inquietudes a los líderes de la empresa, así como a Recursos Humanos, Ética y Cumplimiento o al Área Legal. Mantenemos una línea directa disponible las 24 horas del día para los empleados y al público en todo el mundo, sujeta a la ley local o en línea en Lilly EthicsPoint. Están disponibles servicios de traducción, y los informes pueden hacerse de forma anónima.

Auditoría y monitoreo

Continuamente evaluamos, monitoreamos y auditamos el cumplimiento de nuestro programa de ética y cumplimiento y las políticas y procedimientos asociados. Informamos los hallazgos a los principales líderes, los gerentes locales y los comités de gobierno corporativo.

Respuesta a posibles faltas

Investigamos todos los informes de posibles faltas mediante un proceso estándar. Si se ha producido una falta, determinamos las consecuencias disciplinarias pertinentes mediante la evaluación individual de cada caso. También revisamos nuestros procedimientos, procesos y prácticas comerciales para determinar si los cambios son necesarios para prevenir faltas adicionales.

Además del programa de ética y cumplimiento, mantenemos programas de ética mundial y privacidad. Nuestro programa global de privacidad está diseñado para proteger y respetar la información personal de las personas que interactúan con nuestra empresa, nuestros productos, aplicaciones móviles, servicios digitales y sitios web. Nuestro programa de bioética está diseñado para proteger los derechos y el bienestar de los pacientes y de los participantes en estudios clínicos, así como la integridad de la ciencia detrás de nuestros productos.

La investigación y el desarrollo son el núcleo de lo que hacemos. Nos comprometemos a producir un flujo oportuno de innovación científica para satisfacer las necesidades de aquellos a quienes servimos. Esto requiere una dedicación inquebrantable a la integridad, a la calidad y a la excelencia científica, por lo que llevamos a cabo actividades de investigación y desarrollo que siguen principios de bioética y metodologías científicas sólidas.